Mes del corazón: cuidados y recomendaciones para evitar enfermedades cardiacas

Publicado por el

Enfermería, Medicina, Noticias, Nutrición y Dietética, Uncategorized

Académicos de la UCSC aconsejan seguir una dieta mediterránea y realizar chequeos médicos periódicamente, según nivel de riesgo.

Agosto es considerado el mes del corazón, una conmemoración que busca prevenir enfermedades cardiovasculares que corresponden a la principal causa de mortalidad en Chile, representando cerca de un tercio de todas las muertes del país.

En este sentido, académicos de la Facultad de Medicina de la UCSC, dan a conocer recomendaciones para evitar problemas de salud. En este sentido, la enfermera de la Casa de Estudios, Gladys Navarro, explicó que existen factores de riesgo modificables y no modificables que propician enfermedades cardiovasculares. Entre los elementos modificables se encuentra el sexo y la edad, los hombres de 45 años o más tienen mayor probabilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares, asimismo como las mujeres de 55 años o más. A esto se suman los antecedentes de familiares directos y registros personales. En tanto, la docente manifestó que entre las características modificables se encuentran las enfermedades crónicas como la hipertensión arterial, diabetes, el consumo de tabaco y alcohol.

Nivel de riesgo y control
“A lo anterior se suman las condicionantes, que son aquellos elementos del ambiente que favorecen o entorpecen mantener una buena salud. Uno de ellos, es la circunferencia abdominal, para los hombres el límite es de 90 centímetros y para las mujeres el máximo debe ser 80 centímetros. El sedentarismo es un mal aliado, porque conlleva la acumulación de grasa en las paredes de las arterias. Lo mismo pasa con el estrés”.

Sobre aquello, la profesional de la salud, agregó que “para disminuir los riesgos es imperioso realizar un chequeo, el que dependerá del nivel de control que se encuentra el paciente. Si es bajo este debe practicarse cada año, si es medio cada seis meses y si es alto cada tres meses”.

Alimentación adecuada
El cuidado nutricional también es fundamental para mantenerse fuera del riesgo de sufrir problemas cardiacos. Mauricio Sotomayor, académico de la carrera de Nutrición y Dietética de la UCSC, comentó que “actualmente la presencia de nutrientes y fitoquimicos que ingresan a través de nuestra dieta, muestran a través de distintos mecanismos de acción y en distintos niveles de evidencia, roles cardioprotectores, vasodilatadores, antitrombóticos, antioxidantes, antiinflamatorios, antiagregantes. Su presencia en la dieta es necesaria para disminuir el riesgo que se genere un evento patológico cardiovascular”.

Entre las recomendaciones del profesional, Sotomayor manifestó que se podría seguir estilos de alimentación como, por ejemplo, la dieta mediterránea, que a lo largo de la historia contemporánea, ha sido asociada por quienes la practican, a buenos indicadores de salud general, como por ejemplo la cardiovascular.

Dieta mediterránea
La primera representación de la dieta mediterránea fue propuesta como una pirámide en 1993, y hasta la fecha mantiene esta forma, mostrando en su base hábitos como: bailar, ejercitarse, comer en familia, representando lo importante del gasto de energía y el componente social de la alimentación. En el siguiente nivel (desde la base hacia la punta), se encuentra un diverso grupo, compuesto por alimentos vegetales como frutas y verduras, cereales, legumbres, aceite de oliva, hierbas y el vino, se recomienda a diario su consumo. Luego, se posicionan los pescados y mariscos, recomendados dos veces por semana. Le sigue el nivel de las carnes de ave, huevos, lácteos, en donde su consumo es semanal. Por último, la punta, corresponde a los azúcares y carnes rojas, su recomendación es «menos frecuente».

“Es necesario clarificar que la forma de una pirámide, representa que deben estar presente en nuestra alimentación en mayor proporción comenzando por la base, hasta lo que se encuentra en la punta de la pirámide, que representaría aquello que debe estar presente en menor cantidad”, aclaró el nutricionista.

Frutas y/o verduras en la prevención de patologías crónicas
Los estudios a la fecha son concluyentes, este estilo de vida es compatible con una adecuada función cardiovascular. En nuestro país, se ha sumado a iniciativas impulsadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) a partir de 2006, que es la campaña cinco al día, que nos sugiere consumir cinco porciones de frutas y/o verduras. Esta cantidad corresponde aproximadamente a 400 gramos de vegetal diariamente, cantidad que se asocia de manera positiva con la prevención de patologías crónicas como cáncer y patologías cardiovasculares.

Finalmente, el magíster en Fisiología Humana, concluyó que “existe evidencia que permite llegar a la siguiente conclusión: estilos de vida como el nuestro (occidental), el que se caracteriza por un exceso de alimentos cárnicos y derivados (por ejemplo: carnes rojas y embutidos), alimentos altos en azúcares (carbohidratos simples) por ejemplo: productos de pastelería, grasas. En especial colesterol, ácidos grasos saturados y trans (por ejemplo lácteos altos en grasas, carnes y derivados)”.