IT Sede Chillán firmó convenio que permitirá ayudar a jardín infantil de Coihueco

Publicado por el

Estudiantes, instituto tecnológico, Noticias

A través de la metodología de Aprendizaje Servicio (A+S), la carrera de Técnico Universitario en Automatización Industrial trabajará en el invernadero con que cuenta el jardín Frutos del Coihue.

Por Catalina Garcés R.

En dependencias del jardín infantil Frutos del Coihue, de Coihueco, se firmó un convenio entre el Instituto Tecnológico UCSC Chillán y aquel establecimiento para la aplicación de un programa Aprendizaje Servicio (A+S). A la actividad concurrió el Director de la Sede, Henry Sanhueza; David Cid, director regional Junji; e Isabel Cofré, directora del establecimiento anfitrión.

El lugar de formación de los niños en la primera infancia reúne un total de 42 párvulos, al cuidado de profesionales destacadas en el área. Entre las actividades que realizan está el cuidado de las plantas. En ese contexto, juega un papel relevante la ayuda que prestarán los estudiantes UCSC que cursan el tercer semestre de la carrera de Técnico Universitario en Automatización Industrial, específicamente de la asignatura Control Automático. Específicamente pretenden mejorar las condiciones de riego en su invernadero para el desarrollo de las habilidades de los pequeños jardineros.

“Consiste en intervenir el invernadero que ya tienen construido en ese jardín infantil. Actualmente trabajan con un macetero y la idea es automatizar el riego en cada uno de los maceteros, de tal forma de independizar el factor agua de las actividades propias de las tías del jardín”, explicó el docente Sixto Rojas.

El proyecto se denomina “Automatización de Invernadero Junji en colaboración para el desarrollo integral del párvulo” y proyectan terminar esta intervención en la última semana de julio, antes de salir de vacaciones de invierno.

El Director Henry Sanhueza hizo especial hincapié en las motivaciones que persigue el programa A+S en la formación de los estudiantes de cada una de las carreras, pues incentiva la formación integral de los jóvenes, más allá de lo académico.

“Nuestros estudiantes, antes de salir al mundo laboral, ya han vivido una experiencia de una necesidad real de un grupo o un sector (para el) que, sin el apoyo, probablemente habría sido dificultoso poder llevar a cabo estos proyectos”, sostuvo.