CREA UCSC ejecuta proyecto para control y aprovechamiento de plantas acuáticas para riego

Publicado por el

Noticias, VRVS

Iniciativa tiene por objetivo de recuperar caudales perdidos debido a la presencia de diversas especies de plantas acuáticas en sistemas de riego del Maule.

Un modelo de gestión sustentable para control y aprovechamiento post extracción de macrófitas presentes en aguas de riego en la región del Maule, es el objetivo central del proyecto que, a partir de julio, está ejecutando el Centro de Estudios Ambientales (CREA) de la UCSC. La iniciativa, financiada por el Gobierno Regional del Maule, tendrá una duración de 18 meses con una inversión superior a los $280 millones de pesos y se focalizará en el territorio de riego de los canales Putagán y Melozal, beneficiando a un total de 881 regantes.

El Intendente de la Región del Maule, Pablo Meza, se refirió a la trascendencia que este proyecto tiene para los beneficiarios: “Desde el Gobierno Regional hemos dado respaldo unánime a esta iniciativa, que solucionará un problema que se arrastra hace años, especialmente en un tema sensible para la región, como es el uso eficiente del agua y la contribución al desarrollo sustentable de la agricultura, aumentando la productividad, y, por ende, generando una mejora en la calidad de vida de nuestros agricultores”.

El coordinador de Recursos Hídricos del CREA, Andrés Arriagada, puntualizó que mediante esta propuesta se espera mitigar la proliferación de macrófitas en estos canales: “La idea es recuperar el caudal perdido por la acción de las macrófitas. El caudal se puede reducir en hasta 30 veces si es que el cauce posee un 80% de infestación de macrófitas, y la situación en esta zona y otras redes de riego del país puede ser aún más grave en ciertos momentos de la temporada. Con el trabajo a desarrollar esperamos mejorar la eficiencia de uso del agua de riego, para situar la producción agrícola en torno a su potencial productivo”.

La metodología surge de la adaptación metodológica de gestión de plantas acuáticas, de la Directiva Marco de Aguas (DMA) de la Unión Europea; adaptación que también fue realizada con éxito en países como México, por el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (Imta), y Estados Unidos, específicamente en los estados de Montana, Massachusetts y Michigan.

El jefe de administración del CREA, Robinson Sáez, explicó que además de los regantes atendidos, hay gran cantidad de beneficiarios indirectos con la ejecución del proyecto:“Con la puesta en marcha de esta iniciativa, estamos apoyando a gran parte del sector ligado al tema hídrico. Los productores de los sectores agropecuario, hortofrutícola y agroalimentario, que intervienen en decisiones de inversión y/o reconversión productiva en la zona ecológica de estos canales; a los demás regantes del Maule; a los actores del agro involucrados y a las entidades públicas y privadas”.

Con los resultados de este proyecto, se disminuirá la brecha informativa actual y se dará espacio a la investigación aplicada, ligada a este tópico y a nuevos emprendimientos vinculados al desarrollo sustentable de los agroecosistemas.