La inclusión laboral


Según la encuesta Casen 2011, de las personas en situación de discapacidad intelectual existente en el país, un 20,1% tiene una condición de actividad de ocupación, el 1,8% se mantiene desocupado y el 78,1% está inactivo.

En el último Estudio Nacional de la Discapacidad realizado por el SENADIS (2016), se informa que existe un 20% de la población mayor a 18 años (2.606.914 personas en total) en situación de discapacidad. De este porcentaje, un 40,4% viven en situación de dependencia total. En la Región del Biobío, del total de población adulta, mayor de 18 años (1.543.338), 213.054 de ellas tienen discapacidad leve a moderada y 132.294 tiene discapacidad severa, constituyéndose en la segunda región del país con las más altas cifras de discapacidad, representando el 22,4% (345.348 personas).

El trabajo digno y remunerado es un derecho y uno de los elementos esenciales de la inclusión social. Por ello, el descuido o falta de atención en el otorgamiento de dicho beneficio atenta a la seguridad personal y familiar, y ciertamente, a la proyección futura de la persona en situación de discapacidad. Atendiendo este principio esencial, la Fundación Lavandería Industrial 21 de Concepción y la Universidad Católica de la Santísima Concepción, desde 2014 han reforzado una alianza estratégica con la creación de la Lavandería Industrial 21, institución sin fines de lucro, que brinda trabajo a jóvenes con Síndrome de Down y que es enclave para la futura inserción laboral de estas personas en empresas abiertas.

Desde sus inicios, la lavandería ha aumentado sus trabajadores de 11 a 21 jóvenes, de los cuales, en la actualidad, 6 trabajan en diversas empresas de la región. Como ejemplo digno a seguir por otras instituciones privadas y públicas, la UCSC, al proponerse ser realmente inclusiva, que elimina barreras objetivas y subjetivas que obstaculizan el desarrollo de las personas en situación de discapacidad y promover la inclusión laboral en la empresa abierta de jóvenes en situación de discapacidad intelectual, ha decidido con fecha 2 de Noviembre de 2016 incorporar a su planta de trabajadores al joven Denny Riquelme Aravena, para desempeñar funciones de auxiliar en la Rectoría. De esta manera, la Universidad responde positivamente a la Ley 20.422, que Norma sobre igualdad de oportunidades e inclusión social de personas con discapacidad.

En Chile, la inclusión laboral de las personas en situación de discapacidad intelectual no demuestra cumplir las necesidades que se requieren. Los informes nacionales y estudios estadísticos (Casen 2012, Senadis 2016) reflejan que el enfoque de discriminación sigue presente, estableciendo que es necesario y urgente el desarrollo de políticas públicas aún más explicitas en estas materias y que se den pasos concretos en materias de inclusión y no discriminación. ¡Bien por ti Danny y bien por todos nosotros!