Gestión del conocimiento en educación

Marcelo Careaga Butter 07 jun 2010 / Blog Educación,Blogs Académicos

6 Comentarios
Sitio web Observatorio virtual para la gestión del conocimiento en educación.En la fotografíaSitio web Observatorio virtual para la gestión del conocimiento en educación.

Plantearse un problema epistemológico implica incursionar en el campo de la reflexión acerca del conocimiento, de sus modalidades de acceso y transferencia y de sus formas de representación y creación.

Desde una perspectiva epistemológica pura, en todo proceso de generación de conocimiento es posible distinguir cuatro elementos:

- El sujeto que conoce (sujeto inteligente).
- El objeto conocido (objeto entendido como cosa objetiva o como idea).
- La operación misma de conocer (proceso de aprehensión inteligente).
- El resultado obtenido que es la información recabada acerca del objeto (construcción conceptual acerca del objeto expresada a través del lenguaje).

Los seres humanos son capaces de generar conocimiento, pueden aprehender un objeto en diferentes niveles de conocimiento: conocimiento sensible, conocimiento conceptual, conocimiento holístico, conocimiento directo y conocimiento indirecto, entre otros.

“Las reflexiones epistemológicas surgen de plantearse la pregunta ¿cómo es que conocemos? Esta pregunta puede plantearse sin comprometerse verdaderamente a aceptar que el fenómeno del conocer es un fenómeno biológico… Sin embargo, si uno se plantea la pregunta, no puede dejar de notar que los seres humanos somos lo que somos en el serlo, es decir somos conocedores u observadores en el observar y que al ser lo que somos, lo somos en el lenguaje. Es decir, no podemos dejar de notar que los seres humanos somos humanos en el lenguaje, y al serlo, lo somos haciendo reflexiones sobre lo que nos sucede… porque si no estamos en el lenguaje no hay reflexión”.
(Maturana, H. (1989) Emociones y lenguaje en educación y política. Santiago de Chile: Hachette. p. 36)

Esta perspectiva implica una visión fenomenológica, empírica e íntima del conocimiento. En ella, el conocer se sustenta en la relación individual que existe entre el sujeto que experimenta la acción de conocer y el intento que éste realiza por reformular la experiencia a través del lenguaje, medio que permite reformular conceptualmente dicha experiencia.

Otra perspectiva más antropológico-filosófica de la epistemología, nos sitúa en una dimensión del conocimiento a escala humana, constituyendo este conocimiento el repertorio de experiencias culturales que los grupos humanos son capaces de acumular a través del tiempo.

Una concepción epistemológica contemporánea se conceptualiza en la noción de “gestión” del conocimiento. Reconoce el principio sistémico del conocimiento que considera a las organizaciones como un ser vivo, con pautas de aprendizaje similares a los humanos, con capacidad de gestionar su conocimiento.

La Gestión del Conocimiento sitúa en el aprendizaje organizacional su principal herramienta. En este sentido es entendida como un concepto dinámico de “capitalización” del conocimiento, proceso en el cual el Capital Humano (individual) genera Capital Intelectual, el cual al ser transferido es capaz de conformar el “Capital Social” (colaborativo).

Esta concepción genera una paradoja en educación, ya que está siendo aplicada en las grandes empresas para optimizar los procesos productivos y aún se encuentra muy ausente en la cultura escolar para mejorar la calidad de los aprendizajes.

Por esto, nos encontramos promoviendo un OBSERVATORIO VIRTUAL PARA LA GESTIÓN DEL CONOCIMIENTO EN EDUCACIÓN.

Nos interesa conformar redes de contactos para articular redes de colaboración que se afianzan en redes de confianza.

El principal centro de interés común es compartir experiencias y conocimientos de integración curricular de Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), sustentados en modelos que recogen la Gestión del Conocimiento como un referente que le da valor epistemológico al uso pedagógico de las tecnologías.

Nos interesa contactar personas e instituciones generosas, intelectual y cognitivamente, que estén disponibles para transferir su capital intelectual para configurar una economía del conocimiento, capaz de generar capital social, es decir, conocimiento de todos(as) generado por todos(as).

Más antecedentes en http://www.observatoriogce.cl/

marcelo-careagaDr. Marcelo Careaga Butter
Jefe de Programas de Postgrados
Jefe de la Unidad de Informática Educativa y Gestión del Conocimiento
Facultad de Educación UCSC
mcareaga@ucsc.cl

6 comentarios

  1. Carolina Fuentes dice:

    La Gestión del Conocimiento en estos días debe ser la bandera de lucha de quienes consideramos que el conocimiento debe ser compartido entre todos los que se sientan atraídos por una determinada línea de investigación.
    Ya no estamos en aquellos tiempos donde cada uno de manera individual e independiente busca enriquecerse intelectualmente. Ya no sirve guardar las investigaciones que se realicen, debemos aprender a compatir e instalar en el espacio que nos entrega Internet, por ejemplo, cada nuevo conocimiento adquirido. Es aquí donde la máxima “conformar redes de contactos para articular redes de colaboración que se afianzan en redes de confianza” se torna relevante.
    Las tecnologías hoy son un apoyo que no podemos desconocer, nos permiten entregar y ser parte de un circuito de aprendizaje colaborativo. El Observatorio Virtual para le Gestión del Conocimiento en Educación es un medio atractivo para lograr esta generación de conocimiento y aprendizaje compartido, las redes se afianzarán y se logrará la finalidad de su creación.

    Carolina Fuentes H.
    cfuentes@iegc.cl
    UCSC.

  2. José Garcés dice:

    Una interesante propuesta plantea el doctor Careaga para integrar efectivamente las recursos informáticos en el contexto educativo en sus diferentes niveles de enseñanza. Es así, como nos hace una invitación tanto a los nativos como inmigrantes digitales a aprovechar al máximo el capital humano para cultivar y crear valor intangible a partir de las interacciones sociales y colaborativas que nos brindan las TIC.

    Por ello, en la actual sociedad del conocimiento resulta útil para las instituciones educativas, cambiar su enfoque tradicional para dar paso a nuevas formas de organización, producción y gestión del capital humano, junto con crear los espacios de comunicación sincrónicos y asincrónicos, para así generar una cultura organizacional basada en la Gestión del Conocimiento.

    Todo esto es posible gracias al círculo virtuoso y de confianza propiciado por experiencias compartidas del capital humano y facilitado por las tecnologías informáticas.

    Por último, mis sinceras felicitaciones por este atrayente artículo para el área educativa.

    Saludos cordiales.

  3. Fernando Izaurieta dice:

    Excelente iniciativa!. Creo que puede resultar de gran ayuda en esta tarea el unirse a otras comunidades que utilizan la misma idea: conocimiento de todos para todos. Para mí un buen ejemplo de esta máxima la constituye la comunidad de científicos, programadores, artistas, educadores y usuarios que construye Ubuntu.

    Ubuntu es un sistema operativo libre y gratis, fácil de usar, sin virus, el cual cuenta con magnífico software científico, gráfico y educativo (que yo uso a diario tanto en mi investigación como para preparar clases).

    Ahora nuestra institución tiene convenios con la multinacional Microsoft, cuyo sistema Windows es sencillamente caro y malo. En mi opinión, sería muchísimo mejor apoyar alternativas abiertas y libres como Ubuntu u otra distribución de Linux, tal como lo hacen muchas Universidades del primer mundo e incluso instituciones gubernamentales.

    Sobre el sistema Ubuntu:
    http://www.ubuntu.com/

    Algunas instituciones que han adoptado Linux:
    http://en.wikipedia.org/wiki/Linux_adoption

    Sobre la filosofía comunitaria de Ubuntu:
    http://en.wikipedia.org/wiki/Ubuntu_(philosophy)

  4. Mariela Arroyo dice:

    La educación necesita dar respuesta a los nuevos desafíos que surgen diariamente. Considero positivo el planteamiento del Profesor Careaga, ya que el uso de blogs, sitios web y plataformas facilitan el aprendizaje individual así como tambien el aprendizaje colaborativo. El servicio gratuito del sistema permite que cualquier persona pueda no solamente aportar ideas, sino también pedir opiniones y ver el lado crítico positivo, y muchas veces tener una visión más amplia de algún tema determinado,así como también sugerencias y nuevas ideas.

  5. Eileen Sepúlveda dice:

    Considero que es muy importante comenzar a promover la gestión conocimiento en la educación. Al igual que la creación de ambientes donde la información, el conocimiento y la reflexión vayan de la mano para construir un ambiente que estimule la innovación y el aprendizaje colaborativo a través del uso de TIC con el fin de mejorar la calidad tanto de los profesores como del alumnado (y por ende de los contexto de enseñanza-aprendizaje).
    Y mucho mejor si esta garantiza y promueve valores tan importantes como la confianza, la generosidad y la seriedad. Valores que considero se están perdiendo, ya que existen personas que buscan enriquecer su intelecto de manera individual sin tener en cuenta que compartiendo ese conocimiento beneficiará a nuestra sociedad.

    Excelente iniciativa, Congrats!!

  6. Mercedes Miyashiro dice:

    Desde mi perspectiva, me doy cuenta por primera vez de la óptica de la gestión del conocimiento. Nunca lo había notado desde ese lugar. Siempre escuché, respecto de la esencia de la mitología, con un concepto similar, que hay una esencia de la cultura social que se acumula de generación en generación, y como lo menciona aquí, es un ser vivo, con pautas de aprendizaje similares a los humanos. Realmente creo que si entendemos este concepto y participamos tanto individual como colectivamente en compartir el conocimiento adquirido, formando redes de contacto, afirmados en colaboración y finalmente en lazos de confianza, el capital ecónomico del conocimiento se incrementaría para beneficio de la educación en el mundo.

    En la era de la información en que vivimos, esto se hace más factible, si desde hoy creamos ese espíritu. En mi humilde opinión, cualquier bien o conocimiento que adquirimos en la vida tiene valor si sólo somos capaces de contribuir o compartirla con nuestros semejantes. El reto de la educación actual y de sus representantes es implementar este orden del conocimiento.